MINISTERIO RECONCILIACION EVANGELIO DE LA GRACIA

Nuestra   MISIÓN


DECLARACIÓN   /    Misión

     Educar por medio del evangelio de la gracia, a los hijos de Dios dispersos por todo el planeta Tierra, que viven en ignorancia espiritual, atados al vino viejo o antiguo pacto mezclado con las enseñanzas de Cristo del principio o leche espiritual, para que tomen posesión de la porción de su herencia ya repartida por Jesús Cristo y reinen en vida

Carta a los Hebreos 6:1-3

                                /    Visión

En este ministerio, estamos comprometidos a presentar la verdad del evangelio de la gracia, para que los hijos de Dios vengan al conocimiento de lo que significa por qué fueron predestinados por Dios como vasijas de gloria, que ya alcanzaron misericordia, Carta a los  Romanos 8:28-29 y 9:23 y que ya fueron justificados o reconciliados con Dios una vez y para siempre mediante una sola ofrenda, 2da. Carta a los Corintios 5:18 y Carta a los Romanos 10:14.

                                /    Emblema viejo 

haz clic aquí para explicación del emblema nuevo

Los siete niños adultos en el conocimiento de la revelación alrededor del globo, representan la plenitud de los cristianos por todo el planeta Tierra, los que antes eran llamados discípulos, como informa Hechos 11:26. Por eso, desde que fue revelado a la iglesia de Antioquia, los hijos llevamos el nombre de nuestro Padre: Cristo. Cuatro niños visibles como figura de todos los que participamos en carne y sangre por los cuatro ángulos de la Tierra o todo el planeta; y tres ocultos o no visibles, como testimonio y figura de los que participan fuera de la vestidura. El color verde representa la vida eterna , el azul nuestra ciudadanía, que es espiritual o celestial y el color blanco para recordarnos de la vestidura interior, el nuevo hombre Espíritu creado según Dios en santidad de la verdad, como revela el apóstol Pablo en Efesios 4:24.

 

                               

                                 /    Columnas

Este ministerio descansa en la soberanía absoluta de Dios y su propósito, en cuatro columnas principales, donde el Señor es la cabeza de la Iglesia, la cual es su cuerpo, como revela el apóstol Pablo en las cartas a los Efesios 1:22-23; 5:30 y Colosenses 1:18. Por eso, así como es él, así somos nosotros.

 

    Fe Consumada

La fe es un don o regalo de Dios, conforme revela el apóstol Pablo en la carta a los Efesios 2:8. El justo vive por fe, como revela el apóstol Pablo en la Carta a los Gálatas 3:11. Pero ya la fe fue consumada por Cristo porque todas las cosas fueron cumplidas en el año 70 ya consumada. Por eso ahora son las palabras a nuestro nuevo hombre interior Cristo: por fe andamos y no por vista, como también revela el apóstol Pablo en la 2da. Carta a los Corintios 5:7.

 

    Justicia

Como revela el apóstol Pablo, aprendimos a no querer ser hallados en nuestra propia justicia que era por la ley, la cual fue abolida delante de Dios totalmente junto al pacto que le daba poder: el antiguo pacto, desde el año 70. A partir de entonces los hijos de Dios andamos en la justicia que es por la fe consumada en Cristo, la justicia  de Dios mismo, como revela el apóstol Pablo en la Carta a los Filipenses 3:9.

 

    Gracia

Porque por gracia fuimos reconciliados o salvados por medio de la fe y esto tampoco es de nosotros porque fue un regalo de Dios, como revela el apóstol Pablo en la carta a los Efesios 2:8.

 

    Paz

Porque habiendo sido reconciliados o justificados por gracia, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesús Cristo, como revela el apóstol Pablo en la Carta a los Romanos 5:1.

 

                                /    Fundamento

Las columnas de este ministerio descansan sobre el fundamento Cristo, colocado una vez y para siempre por el apóstol Pablo, siendo Cristo la manifestación del ágape del Espíritu o amor soberano de Dios por causa de sí mismo. Siendo que somos el cuerpo espiritual del Dios Eterno, fuimos justificados o reconciliados por ágape a sí mismo, es decir, por ágape a su propio cuerpo, al que sacó de sí mismo en Adán o la naturaleza visible carne o alma viviente y reconcilió consigo mismo en Cristo o la naturaleza invisible Espíritu, donde siempre estuvimos guardados conforme a su propio propósito, Carta a los Colosenses 3:3

 

                                /    Servicio a todos los hijos de Dios

Nuestra razón de existir como ministerio, es para SERVICIO a todos los hijos de Dios por todo el mundo con amor ágape del Espíritu o amor soberano de Dios. Cristo en los días de su carne, según registra su biografía escrita por Mateo 5:13-16, dijo que nosotros somos la sal de la tierra y la luz del mundo, de lo que citaré el verso [16] Así alumbre la luz de vosotros delante de los hombres de modo que vean de vosotros las buenas obras, las obras que Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas, y glorifiquen al Padre de vosotros que está en los cielos.

 

En cada hijo de Dios existe la certeza, que estamos en este planeta con un propósito mayor que el de tener una profesión, pagar deudas, amar a nuestra familia, consumir los recursos naturales del planeta tierra y cumplir con nuestra responsabilidad ciudadana. La primera razón por la que estamos en este planeta es para servicio a los demás, para hacer la estadía de nuestro prójimo o próximo a nosotros excelente y ayudarles en su desarrollo espiritual.  Veamos este principio establecido por el apóstol Pablo por medio de dos citas:

 

Carta a los Filipenses 1:23-25

Pues estoy apremiado desde los dos lados el deseo teniendo de partir y con Cristo estar, porque mucho más es mejor; [24] pero quedar en la carne es más necesario por causa de vosotros. [25] Y esto confiando, sé que quedaré y continuaré con todos vosotros para el progreso de vosotros y gozo de la fe.

 

El deseo del apóstol luego de él recibir la revelación de los misterios o  conocimiento del evangelio de la gracia, era partir de este planeta y estar con el Señor en el orden absoluto o del Espíritu, pero sabía que permanecer aquí en el orden relativo, era beneficioso para los hijos de Dios, como lo expresó en los versos anteriores que he citado.

 

Carta a los Filipenses 2:3-4

Nada haciendo por rivalidad ni por vanagloria, sino en humildad unos a otros teniendo por superiores a sí mismos, [4] no en lo de sí mismos cada unos poniendo la mira, sino también en lo de otros cada unos.

 

Esto es así, porque los cristianos vivimos orientados al bienestar de los demás.  Debemos estimar a los demás, mejor que a nosotros mismos. De hecho, Cristo en los días de su carne dijo: Y conforme deseáis que os hagan los hombres, hacedles igualmente, como registra su biografía escrita por  Lucas 6:31.

 

                                /    Descripción del ministerio

El Ministerio de la Reconciliación Conforme al Evangelio de la Gracia, Inc. es continuación del Ministerio de la Reconciliación dado por Jesús Cristo al apóstol Pablo, conforme revela en la 2da. Carta a los Corintios 5:18-19, ahora en su fase de Sobreedificación, y en el cual estamos laborando desde el año 1978, aunque hemos venido a la luz por el Internet desde 1997. El Señor Jesús Cristo, le dio este ministerio o apostolado a Pablo, el único apóstol llamado por él mismo luego de la resurrección, para esta dispensación eterna del Pacto Eterno que se conoció en su inicio como el Nuevo Pacto, dado a conocer mediante el Evangelio de la Gracia, que es es ya consumado el Evangelio Eterno, para que pusiera su fundamento y revelara todos los misterios escondidos desde antes de los tiempos de los siglos en Dios, como revelan las cartas a los Efesios 3:9 y Colosenses 1:23.  Para una explicación, haga clic aquí en: ¿Qué es el MINISTERIO DE LA RECONCILIACIÓN? El producto a anunciar en este ministerio: la explicación del evangelio de la gracia.  La materia prima de este ministerio: los escritos del nuevo pacto. La referencia utilizada: el antiguo pacto hasta su cierre en el año 70.  El mensaje va dirigido a todos los HIJOS DE DIOS o miembros del cuerpo Cristo por todas las naciones del planeta Tierra.

 

                                    /    Dirección

Oficina Central          :    El Tercer Cielo - que es el lugar ahora del conocimiento sobre edificado de Cristo.

 

Localidades                :    Los lugares Celestiales o Cielo Nuevo y Tierra Nueva o Nueva Jerusalén o Jerusalén de Arriba o Sion,

                                         lugar donde quiera esté presente la MENTE CRISTO por todo el planeta Tierra.

 

Pacto Vigente            :     Sólo el Pacto Eterno o mediante la gracia que es antes de los tiempos de los siglos,

                                         sin ninguna obra de la ley de la carne en cualquiera de sus dos fases.

 

Constitución                :    El Evangelio Eterno

                                         

Categoría de Industria:   Espiritual

 

 

RETORNAR A PÁGINA PRINCIPAL


 

EVANGELIO DE LA GRACIA

P.O. BOX 140452

ARECIBO, PR 00614-0452

Email: evangeliodelagracia@hotmail.com

Ó  [ Ministerio Reconciliación Evangelio de la Gracia. Inc. ]^[ Todos los derechos reservados ]